Ella

Fue una noche fría, un invierno casual que nos encontró a las dos esperando casi lo mismo. Éramos tres en realidad, pero esa tercera persona con el tiempo desapareció, se esfumo sin razón, sola…nosotras en cambio, la pequeña magia que había nacido esa noche quedo intacta.

El tiempo fue pasando. No había caídas, solo mirar todo desde las grandes alturas. Vernos crecer pero no de niñas, si no ya adolescentes, lo cual es mas difícil.

Vivimos todas nuestras etapas. Cuando ella era otra y no terminaba sus carreras. Cuando ella trabajaba sobre la avenida. Cuando ella se encerraba en su cuarto y escuchaba música o se quedaba dormida hablando por teléfono.

Cuando tenía un novio que no la dejaba venir a mis cumpleaños y me mandaba amenazas via carta (¿le faltaban jugadores?).

Y ella vivio mis metamorfosis mas fuertes. Cuando aquel que hoy esta lejos me quería y luego me hacía sufrir. El anillo que no existía o si…pero no tanto. Vivio mis peleas, vivio mis llantos, mi pasión por ese objeto con lomo, tapa y hojas.

Vivimos todo con cafés de por medio, luego fueron cenas, caminar por la ciudad, ambas con esas compras compulsivas.

Hasta nuestra entrada al mundo de los blogs.

Ver sus ojos abiertos y brillantes, felices, verla segura de si misma, como cuando caminaba con sus tacos por la peatonal antes de irme a buscar… esa seguridad que transmite por mas que ella no deba pensar en lo que tiene que hacer.  Verla así, tan feliz, sonriente, saber que esas palabras que yo escuche, toda la historia que viví desde que empezó hasta hoy…dio resultado y eso la hace bien.

Porque saber que una amiga que al comienzo no era nada de nada, solo una extraña, resulto ser una de tus mejores amigas y la conoces hace mas de 12 años y paso a ser “amiga de la vida” esta pasando por uno de sus mejores momentos no tiene precio, ni nombre, sumarle a eso que esta por complementarse (por mas que ya lo esta) y esta por dar un paso muy importante es lo mejor.

Porque algunos amigos van y vienen. Otros desaparecen cuando vos más los necesitas. Pero de esos amigos que están hace años que conocen toda tu historia y que se acuerdan de ir a una librería en Londres y traerte un señalador porque sabe que los coleccionas, como sabe que sos adicta al café, como sabe por quien lloras, como sabe que es lo que mas amas…no hay.

A ella… lejos una de las pocas amigas “de la vida” que me quedan…a ella, a mi reina…A la chica de los claritos, con ojos brillantes y sonrisa colgate le digo.

Felicidad. Te quiero.

Anuncios
Published in: on 19 octubre 2009 at 1:17 AM  Comments (2)  

The URI to TrackBack this entry is: https://cafecortadocontresdeazucar.wordpress.com/2009/10/19/ella/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario


  1. Lo demás te lo digo en persona…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: