Tengo todo.

“Tengo todo” es el tema de Café Tacuba que suena en mi winamp. No tengo sueño. El café se acabo. Son las 01:43

Hace mucho tiempo que no me venía el insomnio, pero en insomnio sin preocupaciones. Solo las ganas de no querer dormir. De leer, escribir, dibujar garabatos, pensar en diferentes cosas, planear, re planear y hasta desdibujar.

La última vez que tuve un insomnio así, fue cuando supe que M ya no me quería. Cuando supe que todo el juego que el inicio se había terminado. Porque todo era un juego, macabro pero juego al fin. Tarde en comprender que la pieza de ajedrez era yo y él era quien manejaba esas piezas de color marfil.

Claro que no me importo. Solo fue un corto tiempo. Luego todo se calmo. No tuve insomnios. Salvo por cuestiones laborales de estrés. Pero sacando eso, no había noches sin dormir al menos que sean de fiesta.

Entonces viaje un poco, viaje otro poco, me robe una boca en mis vacaciones y me la traje conmigo.

Y no tuve más insomnio. Si volví a mis andares sonámbulos.

Pero ahora es distinto. Tengo insomnio y no tengo a quien echarle la culpa. Porque ahora no hay M que jueguen conmigo. Y que no digan las cosas. Y que mientan etc., o escriban frases tales de editor que te dejen pensando. No hay esas cosas. Ahora hay pura felicidad, sonrisas, proyectos, alegrías, enojos también como es mi costumbre, si puede haber alguna cosa triste dando vueltas por ahí pero nada que no pueda solucionarse…

Pero vino el maldito insomnio y ahora…no puedo dormir.

Hola ¿volvemos a escribir?

Anuncios
Published in: on 28 septiembre 2010 at 1:52 AM  Dejar un comentario  

Desaparecida

Desaparecer de la faz cibernetica por 2 meses es muy bueno.

Tambien respirar del laburo es muy bueno…

No solo volvi a correr por las noches, a leer tirada en la cama como antes ya no podia hacer, ver series en el cable que pense que no existian mas y de repente van por otra temporada, volver a acomodar papeles y demas cosas que estaban en cajas. Y por supuesto a acostumbrarme a ver su sonrisa mas seguido.

Lo mas bueno de todo, es que si bien, muy poca gente sabe que fue lo que realmente me paso… las personas que estaban en la lista “de los que podian llegar a preocuparse” se preocuparon y los que no…como siempre no aparecieron.

(Tambien estaba la otra lista…aquella que quizas podian pensarlo pero no se animaban a preguntar).

Desaparecer tiene esas cosas…

Volvi a observar mi entorno una vez mas. Y como siempre…volvi a tachar, porque siempre se tacha. Siempre.

Published in: on 8 septiembre 2010 at 8:28 PM  Comments (1)