Au-to-ma-ti-ca-men-te (en el borde)

Hay noches que me encuentro al lado de la cama, a punto de meterme en ella, y cuando menos lo espero empiezo a recordarte. No puedo evitarlo. Es como el remolino que se encuentra con el viento en el campo en plena noche de invierno y asi pelean entre ellos a ver quien puede ganar la pelea de la nada. Vos y yo peleamos en mi mente. No puedo evitarlo, trato de recordar que me hizo quererte, fueron pocas cosas las que llenaron esa balanza y fueron muchas las que la desequilibraron, tanto odio en tan poco tiempo. Odio. Tampoco es la palabra. Me dejaste sacar de adentro el rencor que le correspondia a otro. Otro que se fue y vos terminaste recibiendo tiempo despues.

Cuando a la noche el remolino se pelea con el viento y en plena lucha intentan en cierta forma amigarse, vos y yo nos vamos alejando. No importa. Realmente nunca me quisiste salvo para estar entre tus sabanas de colores y tus libros que miraban. Nunca imaginaste tampoco que yo podia llegar a quererte solo un poco y ahi, es cuando lo lamento, haberte querido ese poco, y ahi es cuando te recuerdo antes de irme a dormir y mirar el reloj, ver las horas que perdi en tu engaño vulgar.Porque eso precisamente lo que te caracterizo…un engaño de 2 x 4 sin saber en donde podias meterte.

Entonces, me meto en la cama olvidandote como ya te olvide. Mas alla de que ya paso algo de tiempo, pero siempre estas ahi. Donde estan los libros anillados en mi escritorio. Agradezco estar entera otra vez. Que los libros ya no me miren cuando me acuesto a su lado y que nadie intente escribir una historia buscando personajes de sus romances  fugaces, esos que nunca sintio, nunca quiso y del cual claramente algun dia protagonizara.

Published in: on 17 mayo 2010 at 9:03 PM  Comments (1)  

Anoche soñe contigo

Las luces apagadas. Envuelta entre mis sabanas. Giro para la derecha, para la izquierda, abro y cierro los ojos. Las cortinas azules estan cerradas. No entra luz de ningun lado. Oscuridad y silencio. Solo las agujas del reloj hacen ruido. Abro los ojos, son las 2 am.

Me doy vuelta, contra la pared imaginariamente dibujo. Cierro los ojos. Trato de imaginar, trato de pensar. Trato de soñar. No logro ninguna de las tres cosas. Mente en blanco. Se escuchan las agujas del reloj. No puedo.

Abro los ojos, solo paso media hora.

Me levanto. Voy a la cocina, abro la heladera, saco el agua y me sirvo en el vaso mas grande. Tomo tranquila. Con el vaso en la mano camino por la casa. Recorro todas las bibliotecas. Camino por la alfombra, descalza. Me tiro en la alfombra con la ilusion de dormirme cuando era chica. Miro el reloj por ultima vez, son las 3 am.

Cierro los ojos, me parece una eternidad, pero son solo diez minutos. Me levanto, vuelvo a mi cama entre frazadas. Me envuelvo. Intento soñar de nuevo. Son las 3:10 am.

Entonces arrojamos la almohada al piso. Tiramos las sabanas, me arranco casi en el aire mi camison. Giro, giro y giro. Tengo calor, frio, tengo sueño y quiero sueños. Una metamorfosis unica. Giro, vuelvo a girar, mis almohadones por toda mi cama. Mi espalda dolorida. Abro los ojos, los vuelvo a cerrar, los abro otra vez, los cierro y ahi comienza todo.

Tu cara se aparece en mi mente.

Me sobresalto. Entre llantos casi invisibles miro el reloj. Son las 5 am. Me abrazo a la almohada que agarro del piso. Empiezo a llorar por mas que no quiero, recuerdo el sueño, lo vuelvo a recordar, y empiezo a pensar que era realmente, que nos unio, que nos separo, que nos hizo callar.

Fue una hora eterna, porque la ultima vez que vi el reloj fueron las seis.

Invoque a tu nombre mientras me acorde que aun existias.

Que aun estabas en mi.

Que aun te extrañaba.

Y que aun negaba el porque no te dije esas dos palabras magicas.

Te quiero.

Published in: on 8 febrero 2010 at 10:31 PM  Comments (3)  

Susto

Te asustas. Como un nene de tres años que cree en el cuco y en los fantasmas, por eso no quiere dormir con la luz apagada. Te asustas y no queres admitirlo. No queres quedar como tonto.  Te asustas de palabras, de gestos, de conductas. Te asustas del juego que queres jugar pero no te animas. Tu doble yo le teme.

Es un juego, solo un juego. ¿No te das cuenta?.

Sos como todos y como ninguno. Soy como todas y como ninguna.

Te asustas de mi pecho. De mis aros con glass. De mis manos y de lo que puedo hacer con ellas. Tenes miedo de mi boca, de los besos perdidos que puedo dejar en tu cuerpo. Le tenes miedo y yo me doy cuenta.

Le temes al cielo que te mira y se ríe. Al aire caliente que respiras.

Me doy cuenta.

Y ahí estas, con miedo, dandome la razón.

Published in: on 24 enero 2010 at 4:04 PM  Comments (12)  

Presente.

Regálame una historia. Una copa de vino y unas papas francesas. Regálame algo. Por más tonto que sea. Podemos mirar el cielo un segundo y reírnos. ¿Te parece una mala idea?. Regálame una historia. Pasa por al lado mío y tócame el pelo. Mírame un segundo a los ojos fijamente. No digas nada, el silencio es más comprometedor y mas seductor. Regálame una historia arriba de la mesa. Prometo regalarte un suspiro antes del amanecer, tirarte un beso en el aire. Que quede entre nosotros un secreto que puede ser contado entre letras majestuosas y palabras perdidas. Regálame una historia…por mi cumpleaños, mi graduación, por mis poemas y frases tontas…regálame una historia.

Published in: on 13 julio 2009 at 5:07 AM  Comments (5)  
Tags: , ,

Perdonar es divino

No, no importan los titulos, ni los rotulos ni nada por el estilo. ¿Feliz? ¿Triste? sin estado de animo actual. No, no existe eso en mi vida en estas semanas atipicas que vivi.

Ella me mira y sabe porque. Ella me consuela vivio todo. El que apenas me vio, que sabe de mi, que todo y que se hace querer opina, opina bien.

Ni me preocupo que pasa del otro lado del oceano.Ni tampoco sufro por aquellos ojos hermosos.

Perdonar es divino, olvidar es mas dificil. No hubo traicion. No hay rencor…pero entonces yo quiero saber…

¿Que carajo es lo que siento en el pecho que me duele tanto y porque siento que por las noches no duermo (o capaz duermo y es un sueño) y porque inclusive ni almuerzo ni media manzana?

¿Que es?.

El diario quedo al lado de la ventana hasta nuevo aviso.

Published in: on 7 julio 2009 at 11:53 PM  Comments (1)  
Tags: ,

Stupid Girl

Él me pide que no le demuestre nada y yo intento demostrarle todo. Desde el jueves que soy estupida y me miro las manos. Miro las dos caras y me doy cuenta que tiene razón.

Me culpo de tener miedo, como una chiquilina de cinco años. Pero es verdad, es miedo y me hace sentir estupida. Miedo a que? no se miedo. Cuando uno tiene miedo a la oscuridad realmente no solo es el “miedo a la oscuridad” si no, miedo a los cucos, fantasmas, etc. Creo que me pasa algo asi…miedo a todo lo demas.

Pero la realidad es que sinceramente…frente al espejo, al papel, y al libro, me doy cuenta que nunca me habia encontrado conmigo sonriendo todo el dia.

Stupid.

Published in: on 5 julio 2009 at 3:46 AM  Dejar un comentario  
Tags: , ,

Algo pasa.

No, no me preguntes que. Ni te atrevas, no voy a responderte.

Algo pasa, yo no me banco las criticas pero las tuyas me encantan.

Algo pasa, yo no muestro mucho lo que escribo, salvo apenas, no acepto devoluciones y las tuyas me encantan.

Algo pasa, yo no invito a cenar, yo no se invitar a salir, y invite.

Algo pasa, yo no me pongo nerviosa si me ven entre libros, pero si me puse.

Algo pasa, que me agarro la compulsiva y me compre mucha ropa.

Algo pasa y no se que es.

¿Que es?

Published in: on 28 junio 2009 at 4:15 PM  Dejar un comentario  
Tags: ,

Invierno

Ya es invierno y tu recuerdo muere entre la nieve imaginaria que cae por mi ventana.

Hay unos ojos nuevos que quieren reemplazarte aunque se queden mirando y mirando sin decir nada. Y yo, los mire sin hacer nada.

Vas desapareciendo como el humo que sale por las chimeneas de ese libro de niños que esta en mi biblioteca. Sin comas. Sin espacios. Todo junto y rapido. tenes que huir de mi caja de de secretos antes que el reloj de las doce. No te quiero en aquel cuaderno nuevo, escribiendo sobre vos en este invierno. Te queria en el invierno pasado, entre caprichos, llantos y estrategias que no sirvieron. Pero este invierno ya estas entre mis libros olvidados…no te quiero en los nuevos.

Published in: on 23 junio 2009 at 2:34 AM  Dejar un comentario  
Tags: ,

Junio

Junio me remite a vos y a mi. A vos por ser la ultima vez que vi tus ojos con bronca. A mi por dejar de ser la que era.

Junio me hace acordar a nosotros. A la ultima vez como tales. A cuando caminabamos por la calle de la mano hace tantos años.

Junio trae buenos y malos recuerdos. Junio fue, despedida y bienvenida. Saber que ya no podia amarte. Junio me hace pensar en lo que pensabamos cuando estabamos juntos. En sueños y en quimeras. En mi. En vos. En lo que escribia cuando me iba a dormir a tu lado y pensaba que todo seria perfecto.

Junio me hace acordar a que debo agradecerte alguna vez. Cuando te vea en el viejo mundo o estes de paseo por aca.  Decirte gracias por dejarme y dejarme ser yo.

Published in: on 1 junio 2009 at 4:55 AM  Comments (2)  
Tags: ,

Asumir la tristeza

Asumir la tristeza es realmente un trauma. Es quedarte sentada pensando en:  “que hubiera pasado si…”. Es mirar y fijarte quienes son tus amigos, quienes estuvieron allí.

Y ahí te das cuenta que pocos son los que te llamaron.

Pocos son los que marcaron tu teléfono o buscaron el contacto en el celular para decirte “Nena estoy con vos” “tranqui no llores más” o te tomaron de la mano porque estaban cerca, te regalaron un dulce para sacarte una sonrisa. Te preguntas porque esos “amigos de siempre” no estuvieron.

Pensas en dejar de escribir. Lloras. Volves a intentar hilar una frase. Pensas en todas las sensaciones que sentiste cuando “él” estaba cerca. No decís nada. Te guardas todo. Confesas un amor perdido. Te quedas en tu casa y rechazas invitaciones a salir. Después salís, con un chico, con otro…

Te gustan unos ojos claros pero no lo decís. Te lo guardas. Temes. No queres decir nada porque pensas en que caerás en la tristeza que se esta alejando.

Porque en un momento cuando asumís la tristeza y esta ya se apodero de tu cuerpo, se aburre. Y se quiere ir. Entonces empezas a divertirte de la nada. Te concentras en las personas que si te llamaron, que si estuvieron ahí. Y la tristeza se va yendo, primero, como si fueran padres separados, la ves solo quizás los fines de semana, o en la semana…después como si fuera un ex novio, cada tanto, después no la ves mas…por un tiempo largo.

Volves a sonreír, hasta que ella vuelve…y vuelve y te dice “hola volví” y ahí tenes que asumirla, insultar, odiar…odiarla.

Y te acordas de los ojos claros que te hicieron sonreír, y te pones triste porque no sabes si los volverás a ver.

Y te acordas de esa carta que escribiste confesando un amor oculto. Y te llena de orgullo porque no fuiste cobarde y dijiste todo.

Pero la tristeza esta allí y te espera, a la noche cuando te metes en tu cama y pensas si algún día podrás escribir o no. Sí algún día podrás amar como amaste a aquel que prefirió otra patria y hubo momentos en los cuales te desprecio…

y así estas…escribiendo.

Published in: on 23 abril 2009 at 12:28 AM  Comments (2)  
Tags: ,