Revancha (2)

Te miro. Mis pies en la alfombra mullida. La lluvia no para, transparente como las gotas de lagrimas que caian de mis mejillas la noche anterior.

Asi, estatua, esperando tu jugada, esperando que te acerques provocando, sonrisa maquiavelica, mis ojos quietos, no digo nada.

Tus manos se posan sobre mi cara. Estan frias. Bajo la vista, no puedo mirarte. Me doy cuenta de que mis planes no podian ser reales. Nada es real. Ni vos ni yo, no somos reales, somos comas de cuentos que no se escribieron aun…comas, ni puntos suspensivos, comas que separan continuaciones.

Tu boca, aquella que regala besos puros y perfectos, soñolientos, aquellos que ya ni recordaba, porque en realidad solo los deseaba, esa boca quiere jugar con la mia. No puedo mirarte menos puedo besarte.

Nos alejamos.

Me alejo.

No. La n y la o juntas.

Me miras confundido, perplejo, tenaz, no entendes a que quiero jugar.

No. No hay juego, no hay ganas, no hay valor. La N que antes tiene la M la O que es seguida de la P, forman una sola palabra NO.

No puedo. No debo. No siento. Pero sobre todo No quiero.

No quiero tus besos perdidos que recorren mundos y luego vuelven. No quiero tus ojos mirandome y a su vez mirando a otros lados. No quiero esas palabras que repetis mil veces ni tampoco caminar junto con tus pasos. No quiero perderme en un abismo al que no podre salir. No quiero que mi almohada este mas humeda.

NO.

N y o.

La letra que tiene antes la M y despues la Ñ. Junto con la letra que tiene a la P despues forman una palabra NO.

La lluvia sigue cayendo. Y el sol sale despacito. En mi cara hay una sonrisa escondida. Me miras, bajas las vista y te vas. Cuando escucho que cierras la puerta me siento otra vez en la silla de mi abuela. Una lagrima cae…sola.

Mi vestido esta arrugado, mis perlas brillan aún mas. Mirando la lluvia sonrio despues de unos dias, respiro profundamente y siento que aquella espina en mi pecho va saliendo, arrancada por mi…sola.

(Pasan los minutos y el telefono suena, no respondo, te dije que la que toma revanchas soy yo)

Published in: on 24 noviembre 2009 at 8:23 PM  Comments (8)  

Los pasos del olvido.

De día, tarde y noche. Así estaba yo, esperando hasta el cansancio. Verte llegar y caminar hacia mí. Tu andar particular que hasta me hacia pensar lo inimaginable. Quieta, mirándote como si mirara “La habitación roja” de  Matisse frente a mis ojos.

Así estaba yo, esperándote como un perro cuando le están por dar de comer. Esperando a que saques la bolsa de comida y cada uno de esos pedacitos que para vos eran insignificantes y para mí  únicos caigan en el plato para por fin comerlos. Así, esperando a que me des de comer, a que seas el amo, el dueño.

Esperar a que me acaricies lentamente, ese mimo que seria tan especial como todos, el de mañana, el del mediodía, el de tu vuelta del trabajo, cuando llegabas cansado y yo te sacaba la corbata que te atoraba el cuello. Y los roles eran otros, vos eras el perro, yo el amo. Cambiábamos la corbata por la correa, esa que tantas veces ambos nos poníamos. Atados y entregados a la merced de lo que el otro tenía pensando en su mente.

El tiempo pasó lentamente, ya sentía que ocupabas lugar en mi cama y viceversa, sentía que ocupaba lugar en la tuya. Tu biblioteca era mía y la mía también era mía. Ya me molestaba el desorden de lo incomprendido, ya ni ganas de lavar los platos que había en la cocina.

Y una mañana todo cambio. Ya no esperaba que vinieras con el pan a dármelo de la boca. Ni mucho menos esperaba a que me hablaras al oído o me prometieras vacíos inexistentes que hablaban de estrellas y lunas rojas. No. Ya no lo esperaba. El anillo que para mí era el más caro del mundo, ya no tenía valor. Ni la paloma que colgaba de mí pecho. Era igual, yo no era igual.

Ya no tenía sentido esperarte en la puerta de casa para que vengas, ya me daba lo mismo verte hoy, mañana o pasado. No me sobresaltaba mas al verte bajar del taxi.

Y así fue. El olvido puro de lo in-imaginado. La destreza de saber cuando olvidar y cuando no. Fue, solo al principio dolió, luego se transformo en mas fuerte, a veces lloraba como los perros lloran cuando sus amos se van. Luego a veces me reía tanto que las hojas iban pasando y así volví a reír como antes de conocerte.

Paso.

Ya no te esperaba más con el pan en la boca como un perro en la puerta de casa para que me dieras de comer, porque ya, no sabías como alimentarme.

15950_209900914487_642434487_4103194_7373408_n

Pic: F. R

Published in: on 15 noviembre 2009 at 5:13 PM  Comments (8)  

Incertidumbre (Tu cicatríz en mí)

 

2068048205_864e20ae4e

Fueron muchas noches, de esas que no llevo la cuenta. El tiempo pasaba y el calendario me lo demostraba. Fueron horas y horas, fue pensar cada palabra y cada movimiento. Fue recordarte. En cada letra que escribía o en cada palabra que pensaba. Fueron muchas noches, lo se. Fue olvidarte. Cada vez que te pensaba meterte en un cofre de madera y olvidar los ojos que me habían conquistado. Escuchar la lluvia, sentir el calor, volver a sentir el frío, pensar en vos. Fue meterme en la cama con una lagrima que caía por la mejilla y preguntarme los porque. Porque. Con minúscula. Escritos con mayúscula en mis sueños. Cerrar los ojos y preguntarme donde estas, con quien. Fue saber tus mentiras, contarlas, guardármelas al lado del pecho y cicatrizarlas conmigo. Escuchar una canción que me recordaba a…cuando la escuchábamos juntos y nos reíamos. Mirar mis libros y saber que inevitablemente estas allí escondido.

Fueron noches y noches de dormirme a las tres. Ni un minuto menos ni uno después. A las tres en punto cuando dejaba de escribir. ¿Que? Palabras profanas que nunca pronunciaré. Escribir allí, en mi diario o en donde sea. Pero hacerlo. Fueron noches y noches de incertidumbre, mirar la ventana, buscar las estrellas y preguntarles por vos. Llegar a la más cercana y prometer que te la bajaría. Porque yo…si, YO, te bajaba las estrellas si querías. Te invitaba a conocer el mundo que jamás verías. Te regalaba cada frase que escribía. Porque aun seguís siendo la frase de aquel poema… pero vos no te diste cuenta.

Porque nunca imagine que me dejarían una marca así, cosida…cicatriz que se ve. Nunca. Porque ya me había pasado y ya se estaba borrando. Canalla como diría ella. Yo, te digo de otra forma…

Fueron noches que dieron fruto a un conjunto de sentimientos que plasme en el papel. Fueron noches de café, de risas, de llantos, de encontrarme a mi misma, sentimientos reencontrados partidos en el medio de la habitación. Tapada hasta las narices con mis frazadas que me hacían acordar a cada momento, cada instante, a la pequeña tortura de comprender todo lo que me rodeaba. Comprender tu mirada, esa tonta mirada que perdida me había enloquecido.

 

Y nació solo…nació en la búsqueda de cada cosa. Y fueron para diferentes personas, donde seguro te llevas el premio de que dos o tres sean tuyos y el resto…el resto no.

 

Pero allí están, una pilita de hojas, que la escribí solita…de noche, desde la una hasta las tres, religiosamente, prusiana, sola. Y sin porqués.

Me hace odiarte, me hace quererte aun más, me hace darme cuenta que todas las desgracias y todo el sufrimiento que mi alma tiene hacen que escriba mejor y mucho, mucho, quien sabe hasta cuando, hasta donde, para sobrevivir, para soportar mi silencio, allí escribiendo.

 

Published in: on 12 noviembre 2009 at 1:11 AM  Comments (10)  

Escapar

ESQUINA 360

Me esperas en la esquina que quedamos ayer. Con las manos dentro de los bolsillos de tu jean. Tienes la campera que tanto me gusta, me esperas ahí.

Se que miras para los costados buscándome, se que te preguntas si es que salí tarde o no encontré taxi. Si voy caminando. Se me rompieron los tacos. Te imaginas que tengo tacos y jeans o capaz use una pollera y unas botas…las botas que tanto te gustan.

Me esperas en la esquina que quedamos ayer. No se aun como será el transcurso de la noche. En tu maquiavélico cerebro piensas que será una cena y después terminare entre las sabanas de tu cama. En mi cerebro será jugar al juego que aun no hemos podido jugar bien…o mejor dicho el juego que estamos jugando desde que nos vimos por primera vez.

Me esperas en esa esquina, yo me voy a poner una lazo en el pelo, tengo las uñas pintadas a la perfección, mi cadenita preferida, ese corazón que miras cada vez que arriba de tu pecho me acuesto.

Me esperas, quieto, allí, con las manos dentro de los bolsillos del jean, me esperas mientras camino por la vereda de enfrente y te veo, te miro, pero vos no me ves. Tu mirada esta perdida, entre el aire y mi venganza.

Mis tacos hacen ruido, hasta que me detengo y lo pienso, mientras te sigo mirando, mientras me pregunto porque? Para que?.

Entonces pego media vuelta, con mi cartera en la mano, camino una cuadra mas y sin que me veas paro el taxi que hace segundos paso por delante de tus ojos, te miro por última vez y vos seguís sin mirarme, me subo y me voy…lejos y te dejo ahí, esperando.

Esperando en la esquina que quedamos ayer con las manos dentro de los bolsillos de tu jean.

Published in: on 25 octubre 2009 at 2:10 PM  Comments (1)  

No hay sitio en donde no estes

20090112-CORAZON20DE20PIEDRA

Entonces decime…¿como se hace para tener un corazón en la mano, sangrando latiendo de a poco? Decime, como se hace con la angustia, las noches sin dormir, las lágrimas en mis sabanas. Decime ¿que se hace? ¿Se lee un libro? ¿Se escribe? ¿Se insulta?.

Te leo un libro, el que tenga las paginas que vos quieras, con la portada que vos elijas y hasta te lo ilustro de la forma que vos quieras, con crayones de colores que no existan,  as es mas verdadero, mas sentimental, mas mio.

También puedo escribirte, mil palabras, dos mil palabras, tres mil palabras. Yo te escribo, en mi compu, en una hoja falsa, en la primera página de un libro, tu preferido. Yo te escribo con mis lágrimas si queres. Te escribo más de cien páginas por noche.

Insultarte seria tonto, lo hago siempre, ya es habitual es mis mañanas, en mis tardes y en mis noches. Y la luna me mira desde ahí arriba y se ríe, de vos de mi, de todos. De este maldito amor que no es amor y si desamor….¿como un amor es desamor cuando no fue amor? Decime…como.

Yo te miro ¿sabes? Te miro de mil modos, me entrego, inconcientemente a tu boca, me entrego con ignorancia, pero sos hombre, un hombre tal y derecho, manual, puro, un hombre y no lo comprendes, preferís lo que esta en bandeja, con la frutilla en la boca, ahí me doy cuenta de lo que sos, mis ojos se abren y se cierran y ahí cae sola ella.

Entonces decime que hago con mis ojos tristes y su agua, decime que hago con las ganas de decir las cosas y guardarlas. Decime, decime vos…si vos ¿que hago? Decime como hago para salir del laberinto que tu mirada creo y me atrapo y no me dejo huir. Decime como hago para que no caigan mas lagrimas de mis ojos mientras escribo.

Decime a donde llevo a la tristeza para que pasee y se olvide de mí, aunque sea por un ratito, yo que parezco su mamá que la cuido y la descuido.

Decime mientras la noche se adueña del mundo, de mi vida y de nosotros, decime antes que se apague la luz para siempre y no vea mas esos ojos dulces, pero si mis lagrimas saladas allí cayendo, como si fuera lluvia de primavera en el suelo.

Published in: on 20 octubre 2009 at 2:11 AM  Comments (8)  

Contraparalela

tumblr_kqm2pncydS1qzcvyho1_400

Entre nosotros siempre hubo una línea.

Paralela, contra paralela.

De un lado tus ojos mirando fijo,

del otro los míos contemplando

tu contorno único azulado.

El mió a tu merced sin preguntas,

No te digo nada,

no se debe arruinar nuestro silencio

que ya parece ser cotidiano,

extrañando las sonrisas

y la comisura de tus labios.

Gestos serios. Tuyos.

Míos por breves lapsos.

Entre nosotros siempre hubo una línea

una vez la traspasamos y no nos arrepentimos

Las sabanas gritaron agudamente

la almohada sollozo…

La línea invisible que no pretendimos ver,

en aquel lugar, sobre el piso de madera

junto con nuestra ropa,

la tuya marrón

La mía negra.

La lujuria perfecta

de mi cintura en tus manos.

Jugando con fuego

al comienzo de la madrugada.

Entre nosotros siempre hubo una línea,

Paralela contra paralela.

Enfrente a nuestros ojos,

la traspasamos algunas veces

y me atrevo a decir que fue

un estremecimiento inesperado

sublime por donde se lo mire.

Y no me fastidia querer volver a traspasarla,

olvidar esa línea paralela,

jugar al destino incierto, final, cierto,

Y por supuesto no arruinar el silencio.

Camiluch. 2009

Published in: on 11 octubre 2009 at 6:18 PM  Comments (5)  

Silencio

No digamos nada. De nada. Nada de nada. A ver si los otros se enteran. A ver si él se entera. Mejor nos callamos. Guardemos cada una de las palabras que ibamos a decir en un sobre. El sobre lo mandamos a México, Polonia o a Australia. Lejos. Asi nadie se entera. Ni él ni aquel. De paso asi olvidamos y tambien me olvido yo.

Mejor me callo. No digamos mas nada. Aunque el pensamiento sigue intacto.

Published in: on 17 septiembre 2009 at 12:10 AM  Dejar un comentario  

Bruja.

Me callo. El silencio es mio. Solo mio. Me callo. Cierro los ojos. Muy fuerte junto ese pensamiento.  Dentro de mi. En mi cerebro. Tambien en mi corazon. Alli se queda quieto. Me callo.

Pero espera a salir.

Casi sin escuchar, casi sin que nadie se de cuenta…nadie.

Despues un poquito mas fuerte.

Ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala,ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala, ojala…

(me lo guardo claro…)

Published in: on 14 septiembre 2009 at 9:30 AM  Comments (4)