Desaparecida

Desaparecer de la faz cibernetica por 2 meses es muy bueno.

Tambien respirar del laburo es muy bueno…

No solo volvi a correr por las noches, a leer tirada en la cama como antes ya no podia hacer, ver series en el cable que pense que no existian mas y de repente van por otra temporada, volver a acomodar papeles y demas cosas que estaban en cajas. Y por supuesto a acostumbrarme a ver su sonrisa mas seguido.

Lo mas bueno de todo, es que si bien, muy poca gente sabe que fue lo que realmente me paso… las personas que estaban en la lista “de los que podian llegar a preocuparse” se preocuparon y los que no…como siempre no aparecieron.

(Tambien estaba la otra lista…aquella que quizas podian pensarlo pero no se animaban a preguntar).

Desaparecer tiene esas cosas…

Volvi a observar mi entorno una vez mas. Y como siempre…volvi a tachar, porque siempre se tacha. Siempre.

Anuncios
Published in: on 8 septiembre 2010 at 8:28 PM  Comments (1)  

Tos (automaticamente)

*Pronosticar que Argentina se iba en los cuartos (antes de que el mundial empiece) y que España salia campeón y…haber tenido razón.

*Tener mucha tos de noche, dormir mal por eso y que él a las dos y media de la mañana,  (ya metido en la cama) se levante, se vista y te deje en pleno intento de sueño en la cama. Salga a la calle con un frio terrible, a caminar por el Abasto en busca de un farmacia,  para comprarte pastillas para la tos para que vos puedas dormir.

*Responder a un mail de tu jefe tan sacasticamente (sin sospechar que alguna vez lo harias) y que el mismo no te responda, porque…ya no tiene palabras para responderte.

*Ir por el quinto diario del año,escribiendo “religiosamente”  todas las noches.

*Leer a Kundera en el subte y saber que ya lo olvidaste.

*Que el cafe este siempre caliente de mañana.

*Buscar departamento para mudarte (y que sea un secreto no tan secreto) que no te vas sola.

*Odiar y amar a Pez.

*Hablar de el libro electronico y que “el” se irrite.

*Pensar en tener un libro electronico.

*Y a veces odiarte a vos por las noches aunque, das pena porque sos como un fantasma.

*Tirar a la basura uno de los 3 anillos que tenias con tu ex…tiramos el de plata, ya no vale nada.

*Que eso que tanto te molestaba y te hacia llorar, y gritar, y todas esas cosas malas…ya no te importa nada.

*Darte cuenta todas las mañanas que te despertas con una sonrisa de oreja a oreja y no podes sacartela con nada.

Published in: on 13 julio 2010 at 11:46 PM  Comments (2)  

Me hace mal…

Y me hace bien, por mas que me vuelvo torpe y camino sin mirar. Y siento que los autos se chocan y a mi no me importa. Escribo en mil cuadernos, sin escribir de eso, si de lo otro. Ya no me escondo…me muestro. Me hace mal pero a la vez bien, nuestras manos enlazadas caminando por tierra alejados de todo. Me hace mal pero se que es momentaneo, ya no siento si llueve, ni el frio, ni el calor, todo es mezcla, va cambiando.

Y me encanta que me haga mal pero que me haga bien. Me encanta no sentir frio en mis pies. Tu labios sobre mis parpados mientras duermo, despertandome sin pedir permiso.  Y me encanta que me haga mal pero me haga bien porque en el fondo me hace bien, aunque no veo los pozos que hay en las calles ni que el mundo se termine…porque no me importa, yo ando bien.

Published in: on 29 junio 2010 at 1:38 AM  Comments (1)  

03:26 am

Madrugada, no quiero dormir, se que mañana tendré que madrugar pero el sueño no llega a mi. La taza esta vacía, ya no hay café. La música desaparecio de mis oídos lentamente, él se apodero de mí

(por una vez en esta semana, tanto tiempo lo espere).

Lo extrañaba, ese silencio puro que no se consigue en cualquier lado.

El tan único, tan solo, ese que me acompaño cuando leí ese mensaje abandonico, el mismo rechazo. El mismo que estuvo cuando nosotros nos encontramos y supimos que nada iba a ser igual.

Ese mismo que esta ahí cuando solo quiero encontrarme con las letras un segundo…

El silencio.

El magnífico silencio.

Y por fin lo conseguí, despues de tanto esperarlo.

Published in: on 18 junio 2010 at 3:34 AM  Comments (1)  

Fiebre

Sentir que el cuerpo se calienta y no saber controlarlo. Asi estaba yo, tirada en la cama mirando el techo, extrañando. Maldije todo, porque me habian alejado de lo que me gustaba ver. De tu boca, tus manos y tus dedos tocando. La melodia que salia de aquella guitarra que no llegue a escuchar. El agua de mis ojos no me lo permitio. La odie, me odie, nos odie. Mi cuerpo se recalentaba y tenia que alejarme una vez mas. Como hace dias, cuando te subiste a aquel micro y te fuiste lejos, tan lejos que temi no recordarte. Si recuerdo el suspiro de aquella mañana cuando nos dejamos de ver. Pense en las miles de sensaciones que atravesaban mi cuerpo, aquellas que mas adelante me harian reducir todo a una somatizacion, esa misma fiebre que a tu regreso aparecio.

Esos dias eternos, inutiles, en donde las agujas del reloj no pasaban mas y todo estaba quieto, todo…tu sonrisa a lo lejos era un cuadro colgado en la pared. Ya no habia movimiento. Mis ojos, esos ojos de los cuales decidi no hablar mas, eran solamente fuentes transparentes de agua destilada que aun no sabia si salir o no. Por las noches, tenia pesadillas. De mañana no queria resistir.

Me despertaba inquieta, preguntandome donde estabas. Porque no estabas aca. Si comias bien. Si el agua corria por tu cuerpo. Si realmente era un llamado del destino para decirnos que la vida era asi.

Separados.

Juntos.

Separados.

Los dias pasaron, lentamente en mi caso. En el suyo tan rapidos que maldecia.

Los abrazos tardios, los besos en las mejillas esos perdidos, volver a sentir sus labios, esa carne tibia en mi boca solitaria que tanto los espero. Enredarnos entre los brazos que no querian esperar mas. No hubo lagrimas. Solo algunas palabras de mas. “No quiero viajar sin vos nunca mas”. Imagino que no debe ser lo mismo, en un bus sin tomarme de la mano. Tampoco sin mirarme como veo por la ventana y me imagino en cada lugar.

Y entre todas esas cosas, el calor de mi cuerpo aumentaba…la fiebre me inundaba y otra vez nos teniamos que alejar.

La incubacion de alejarnos, la incubacion de la tristeza que no habia podido salir.

En la cama, mirando el techo, espero a que se vaya. Mientras miro por la ventana y ahi lo veo, esperandome, de la misma forma que yo espere su regreso…

Published in: on 30 mayo 2010 at 2:23 PM  Dejar un comentario  

Au-to-ma-ti-ca-men-te (en el borde)

Hay noches que me encuentro al lado de la cama, a punto de meterme en ella, y cuando menos lo espero empiezo a recordarte. No puedo evitarlo. Es como el remolino que se encuentra con el viento en el campo en plena noche de invierno y asi pelean entre ellos a ver quien puede ganar la pelea de la nada. Vos y yo peleamos en mi mente. No puedo evitarlo, trato de recordar que me hizo quererte, fueron pocas cosas las que llenaron esa balanza y fueron muchas las que la desequilibraron, tanto odio en tan poco tiempo. Odio. Tampoco es la palabra. Me dejaste sacar de adentro el rencor que le correspondia a otro. Otro que se fue y vos terminaste recibiendo tiempo despues.

Cuando a la noche el remolino se pelea con el viento y en plena lucha intentan en cierta forma amigarse, vos y yo nos vamos alejando. No importa. Realmente nunca me quisiste salvo para estar entre tus sabanas de colores y tus libros que miraban. Nunca imaginaste tampoco que yo podia llegar a quererte solo un poco y ahi, es cuando lo lamento, haberte querido ese poco, y ahi es cuando te recuerdo antes de irme a dormir y mirar el reloj, ver las horas que perdi en tu engaño vulgar.Porque eso precisamente lo que te caracterizo…un engaño de 2 x 4 sin saber en donde podias meterte.

Entonces, me meto en la cama olvidandote como ya te olvide. Mas alla de que ya paso algo de tiempo, pero siempre estas ahi. Donde estan los libros anillados en mi escritorio. Agradezco estar entera otra vez. Que los libros ya no me miren cuando me acuesto a su lado y que nadie intente escribir una historia buscando personajes de sus romances  fugaces, esos que nunca sintio, nunca quiso y del cual claramente algun dia protagonizara.

Published in: on 17 mayo 2010 at 9:03 PM  Comments (1)  

Cursileria

De mañana nos despertamos, no nos pisamos. Nos miramos entre las sabanas y hablamos de un desayuno sin comida. Nos besamos. Nos perdemos otra vez entre nuestros sueños hasta volver a abrir los ojos. Ahi estamos, vos de un lado, yo de otro.

Published in: on 3 mayo 2010 at 12:21 AM  Comments (2)  

Simple.

Es como el viento en la cara, con un poco de lluvia, un poco de frio, parecido tambien al cafe caliente de la mañana, al primero que te llena el estomago.

Es como caminar y pisar las baldosas rotas y no quejarte de ello

Es de noche y no me sale escribir si no es en papel.

Es volver a las viejas costumbres, esas que no perdiste pero que si modificaste y ahora estas volviendo a querer otra vez.

Asi estamos, a 4 dias… asi tan simple que asombra otra vez.

Published in: on 27 abril 2010 at 1:29 AM  Dejar un comentario  

No

Ya no escribo sobre ojos, como alguna vez alguien me dijo que debia hacer.

Ya no.

No lo necesito. No necesito plasmar sobre ese tipo de belleza que me enlazaba y era facil.

Porque ahora cuando abro los mios, estan alli los suyos, observando de lejos, pensado, entromentiendo.

Entonces todo cambia de lugar.

Todo mi mundo se mueve mientras yo me quedo quieta.

Y asi estamos.

Quietos y moviendonos a la vez.

Published in: on 13 abril 2010 at 1:21 AM  Comments (1)  

Dos.

Dos pares de zapatos al lado de la cama. Dos buzos. Dos remeras. Dos tazas de cafe arriba de la mesa.Dos peliculas para elegir. Dos sonrisas. Dos lunares que se multiplican por cinco y estan por todo el cuerpo. Dos huevos de pascua. Dos mantecoles. Dos moleskines. Dos lapiceras de pluma. Dos monedas de un peso (y una de diez centavos). Dos platos arriba de la mesa. Dos copas de vino (y un vino). Dos entradas de cine, de teatro, de parque de diversiones. Dos personas caminando por la calle. Mesa para dos.

Despues sera mas facil.

Mis zapatos al lado de los tuyos. Mi buzo al lado del tuyo. Nuestras remeras ahi sueltas en el piso. Tu cafe, mi cafe arriba de la mesa. Las peliculas que nos gustan. Tu sonrisa, mi sonrisa. Nuestros lunares. Mi huevo de pascua al lado del tuyo. Tu  huevo de pascua al lado del mio, en dos casas distintas. Abris la heladera y estan nuestros mantecoles. Mi libreta en la mesa, la tuya en tu biblioteca. Tenemos lapiceras de pluma. Siempre necesitamos monedas. Tu plato y mi plato arriba de la mesa para la cena sin velas pero con flores. Dos entradas para el cine, porque ahora vamos juntos. Al teatro tambien. Y podemos ir a la montaña rusa si queres. Caminamos por la calle. Cenamos? pedimos mesa para dos.

Published in: on 1 abril 2010 at 10:48 AM  Comments (2)